El Escudo de Belvís de la Jara

El actual escudo de Belvís de la Jara fue diseñado por Fernando Jiménez Gregorio, nacido en Belvís de la Jara el 30 de Mayo de 1911 y autor de varios libros relacionados con la comarca y algunas de sus poblaciones.

El escudo de Belvís de la Jara fue presentado y aprobado en sesión extraordinaria el 15 de Junio de 1950, asistiendo a dicha sesión el alcalde-presidente, D. Enrique Pinero García-Heras y los concejales D. Luis García Corrochano, D. Fernando de Peralta Lozano, D. Antonio Díaz Arroyo, D. Florencio Agüero Sánchez, D. Jesús Fernández Barrillos y D. Braulio Fernández Bodas y fue diseñado por Fernando Jiménez Gregorio, nacido en Belvís de la Jara el 30 de Mayo de 1911 y autor de varios libros relacionados con la comarca y algunas de sus poblaciones.

Desde aquí puedes acceder a la descripción de dicho escudo, comentado por el propio autor en una de sus publicaciones: "Historia de Belvís , lugar en la comarca toledana de la Jara ". A través de dicho comentario podemos conocer un trocito de la historia de Belvís de la Jara.

 

Forma, cuarteles y corona.

 

Tiene forma cuadrilonga, redondeada en la parte inferior, que ha sido la más usada en la heráldica española.

 

Está dividido en cuarteles y mantelado. La corona es de señor, por ser Belvís parte integrante del Señorío eclesiástico de los Arzobispos de Toledo a partir de 1369, que perdura aproximadamente hasta el 1594, que pasa a Talavera. Consiste la corona en un ancho aro de oro, esmaltado de piedras preciosas y rodeada, en banda, de una sarta de perlas.  

 

Primer cuartel.

Está dividido en tres partes por una perla o pieza en forma de Y. Está dedicado a los fundadores de Belvís.

Hacia 1406 se reunieron para levantar las primeras viviendas del pueblo: Juan Larduda, vecino de Talavera de la Reina; Hernando Durán, Nicolás García, Bartolomé Palomo, Alonso Cascado, Juan y Francisco Durán. De ellos sólo tienen representación heráldica los Durán, Palomo y García.

Los Durán: En campo de plata, una cabeza de león de gules (rojo) y un león rampante de oro.

Los Palomo: Una paloma andante, de plata, y una venera (concha), también de plata, sobre campo de púrpura (morado).

Los García: Garza de plata volando sobre castillo de oro, en campo de azur (azul)  

Segundo cuartel.

Dedicado al trabajo, tenacidad, espíritu pacífico y a las riquezas antigua y moderna.
Sobre campo de sinople (verde), la abeja de oro y la oliva en su color.
La abeja recuerda a los primeros habitantes de Belvís, a los colmeneros, que establecieron sus posadas o corchos meleros en nuestras tierras., echando las bases de su riqueza. Los colmeneros, unidos a los ballesteros (cazadores), pacificaron el territorio, librándoles de los temidos golfines o ladrones de ganado.
Cerca de las colmenas cultivaron pequeñas parcelas de trigo, por esto el color verde de este cuartel.
La abeja, al mismo tiempo, simboliza laboriosidad, disciplina y civilidad.

Recuerda la oliva la antigua vegetación de acebuches, tan abundantes en la tierra belviseña, y evidencia el trabajo de nuestros mayores, que comenzaron a injertar los acebuches, convirtiéndolas en civilizadas y fructíferas olivas, fuente hoy de la riqueza y prosperidad lugareñas.
La oliva, con su ropaje gris, simboliza la paz y la sencillez. 

Tercer cuartel.

Está dedicado a la flora y fauna salvajes.

La encina, que cubrió toda la extensión de nuestro término, se conserva hoy con relativa abundancia. A más de recordar la antigua vegetación, significa fortaleza y severidad. Fortaleza en las personas; severidad en el ambiente lugareño y en el paisaje.
El fondo oro del cuartel representa a los dorados campos de cereales, otra de las riquezas belviseñas

El lobo, en sable (negro), es el contrapunto de la abeja. Simboliza la antigua fauna, que perdura en las zonas abruptas. Nuestro territorio, cada vez más cultivado, rechaza y vence al lobo, que se refugia en las partes más aisladas e incultas. 

Cuarto cuartel.

Se refiere a las tradiciones religiosas de nuestros ascendientes y a su indudable piedad. Estas cualidades se representan en este caso por el titular de la iglesia, San Andrés Apóstol, y San Sebastián Mártir, Patrono del pueblo por el voto unánime del vecindario. Por eso, sobre campo rojo, se destaca, en nogal, la cruz aspada, y en plata la flecha, instrumentos del martirio, respectivamente, de ambos Patronos.

Zona mantelada.

Sobre campo azul, que recuerda nuestro cielo luminoso, se destaca, en su color, la bella flor de la jara, que en las primaveras cubre con delicados tonos los jarales de las rañas y montes, dando nombre y significado a la comarca.

 

popstrap.com 2012 Belvís de la Jara - El Escudo. Ayuntamiento de Belvís de la Jara
Powered by Joomla 1.7 Templates