La Bandera

Diseñada por Fernando Jiménez de Gregorio, el mismo que crease el escudo de Belvís de la Jara, y dibujada por Ángel Deza Agüero, esta es, a grandes rasgos, la descripción de la bandera de nuestro pueblo:

Proporciones, bandas, colores y pieza de la bandera.

La proporción es la misma que la de la bandera nacional española.

Se compone de dos bandas horizontales y un agudo triángulo cuya base arranca del mástil y su vértice alcanza el centro de la bandera.Los colores simbolizan el pasado y el presente belviseño, por ello la banda superior es azul celeste, la inferior roja, el triángulo verde y en el centro se haya una abeja de oro.

Simbología.

Como ya se indicaba en la descripción del escudo de Belvís de la Jara, la repoblación del pueblo se hizo por vecinos de Talavera de la Reina, con el permiso del concejo de esta villa. Dependiente de Talavera viven las gentes de Belvís desde Alfonso VIII (1158 - 1833), con el que finaliza aquella dependencia. Como uno de los colores de la bandera talaverana es el azul celeste, se estimó que este debía figurar en la bandera de Belvís, como recuerdo de aquella unión que duró más de 600 años. Por otra parte, el Azul Celeste, representa la justicia y la lealtad, virtudes practicadas por los belviseños.

Belvís estuvo bajo el señorío de los arzobispos de Toledo desde Enrique II de Trastámara (1369) hasta la abolición de los señoríos en el 1833. Son casi 500 años de esta dependencia archiespiscopal. Por ello se introduce la banda inferior de gules, es decir, rojo, por ser el color de los arzobispos-cardenales, en este caso de Toledo. Por otro lado los gules representan entre otras, las virtudes de la fortaleza, el valor y el honor.

Las tierras que circundan el valle de Belvís, estuvieron, y en parte siguen, cubiertas de vegetación arbórea y de matorral. Las zonas que se iban roturando se plantaron de vides, de olivos y de almendros. . En las tierras dedicadas a sembradura, se cultivaron cereales y legumbres. Por esta razón aparece el sinople (color verde), por ser el color predominante antaño y en el presente belviseño. Por otra parte el verde recuerda las virtudes de la esperanza y la amistad.

En el centro del triángulo aparece, como pieza singular, una abeja de oro. Esta abeja simboliza el asiduo trabajo, la constancia y la laboriosidad de los belviseños, que han hecho de una tierra áspera e ingrata una próspera fuente de riqueza. Por otra parte la abeja recuerda las antiguas posadas de colmenas, la riqueza melera, beneficiada por nuestros antepasados, y que en la actualidad, aunque disminuida, se sigue manteniendo. No olvidemos que la explotación de los colmenares fue el primitivo menester de los belviseños, que tenían sus corchos meleros en los valles de Santa María, de La Torre, de Saucejo, y en las rañas. Esta actividad se inició en el lejano siglo XIII. También este oro representa la caridad y la nobleza.

popstrap.com 2012 Belvís de la Jara - La Bandera. Ayuntamiento de Belvís de la Jara
Powered by Joomla 1.7 Templates